14 de marzo de 2015

Cambalache (506)

Enrique Santos Discépolo, compositor de Cambalache
El año 506 hubiera pasado desapercibido en la Argentina si no fuera porque uno de los cinco tangos más populares de ese país, llamado Cambalache, cantara lo siguiente:

"El mundo fue y será una porquería, ya lo sé
En el 506 y en el 2000 también".

Enrique Santos Discépolo lo compuso en 1934 y utilizó el año 506 como ejemplo de que siempre sucedió lo mismo, y de que los males de la humanidad son eternos. Y, también, porque rimaba mejor.

Lo divertido es que, buscando información, encontré una teoría de lo más fumada: que no había elegido el año 506 al azar, sino por los hechos sanguinarios que sucedieron ese año en Roma, que incluyeron la invasión y el saqueo de la ciudad por parte de los ostrogodos. Como si en el Imperio Romano no hubiera habido sangre a cada rato...

1 comentario: