3 de febrero de 2015

Clodoveo (466-511)

Bautismo de Clodoveo (pintura del siglo XVI)
Clodoveo fue rey de los francos entre los años 481 y 511, pero para los que no sabemos sobre Historia, eso no significa nada. Así que lo explicaremos de otra forma.

En el siglo V, el Imperio Romano de Occidente (que dominaba gran parte de Europa) se debilitó hasta desaparecer. Fue por múltiples motivos. Entre ellos, porque distintos pueblos invadieron su territorio buscando mejores condiciones de vida o, en algunos casos, simplemente sobrevivir.

Los francos fueron uno de esos pueblos. Ocuparon la Galia (actual Francia) y su principal rey fue Clodoveo. Ahora sí, hablemos sobre él.

Clodoveo nació en el año 466. Cuando fue proclamado rey, en 481, la Galia estaba ocupada por varios pueblos (burgundios, visigodos). Los reyes tenían la obligación moral de conseguir territorios para legarlos a sus hijos, así que, aunque tenía sólo 15 años, desde el principio Clodoveo envió a su ejército a invadir zonas vecinas. A veces entraban en guerra y, en otras ocasiones, se aliaban con otro pueblo, que terminaba “uniéndose” a los francos.

En el año 492, aconsejado por el obispo Remigio, Clodoveo (cuya religión era el arrianismo) se casó con una cristiana: Clotilde. El mito cuenta que en el año 496, cuando su ejército estaba a punto de perder la Batalla de Tolbiac, Clodoveo prometió que, si triunfaban, se convertiría en cristiano. Así sucedió, y Clodoveo inició la larga relación que los gobernantes galos (y luego franceses) mantuvieron con la Iglesia católica.

Al final de su reinado, Clodoveo había conseguido dominar todo el territorio de la Galia: legó a sus cuatro hijos un inmenso territorio.

¿Por qué Clodoveo merece un post? Porque es uno de los principales personajes del siglo V; porque fue el primer “rey bárbaro” en convertirse al catolicismo; y porque su historia explica un poco más lo que sucedió entre la caída del Imperio Romano de Occidente y la consolidación de distintos pueblos que gobernaron Europa a partir del sigloVI.

No hay comentarios:

Publicar un comentario