23 de junio de 2014

Las lágrimas de Solón (siglo VI a.C.)

"Tarde o temprano alguien le dirá: 'Si un problema tiene solución, no vale la pena preocuparse. Y si no la tiene, ¿qué se gana con la preocupación?'. Confunde esta gente las arduas cuestiones de la vida con las palabras cruzadas. La soledad, la angustia, el desencuentro y la injusticia no son problemas sino tragedias, y no es que uno se preocupe sino que se desespera.

Lloraba Solón la muerte de su hijo. Un amigo se acerca y dice:

-¿Por qué lloras, si sabes que es inútil?
 -Por eso -contestó Solón-, porque sé que es inútil".

(Extraído de Instrucciones para abrir el paquete de jabón Sunlight, cuento de Alejandro Dolina publicado en El libro del fantasma).

No hay comentarios:

Publicar un comentario